Usted está aquí: Quaestiones > Temas de actualidad > Sobre "The Alpha Course"
Viernes, 18 Noviembre 2011

Sobre "The Alpha Course"

  • - A +
  • PDF

Breve reseña al programa introductorio al cristianismo The Alpha Course, que toma como base temática las creencias aceptadas por las diversas tradiciones cristianas. Se señalan algunos puntos problemáticos que presenta para su extensión en ámbito católico. English 

La idea general del curso parece buena, pues su finalidad es acercar el mayor número de personas, típicamente no practicantes o con escasa formación doctrinal, a conocer los temas centrales del cristianismo. Se trata, por tanto, de un curso introductorio, organizado de modo que se desarrolle en un ambiente sereno (pequeños grupos, después de una comida, etc.), y con el recurso al método dialógico. Por el método adoptado, la eficacia de las lecciones depende fundamentalmente de la formación religiosa del que lo dirige y su capacidad de orientar un diálogo constructivo.

No se trata de lecciones sobre la fe, dadas a nivel teológico o catequético. Se busca más bien fomentar un diálogo sobre algunas afirmaciones de la religión que se consideran centrales, en base a textos escriturísticos y algunas otras fuentes históricas, para examinar si lo que propone la religión es creíble. Por eso, los temas tratados se presentan en forma de preguntas: ¿quién es Jesús?, ¿murió realmente?, ¿es posible resistir el mal?, ¿qué se puede decir sobre la Iglesia?, ¿por qué y cómo leer la Biblia?, etc.

El curso adopta una perspectiva ecuménica, tomando como base temática las creencias aceptadas por las diversas tradiciones cristianas y explícitamente presentes en las fuentes bíblicas, que son las que principalmente se analizan. Por lo que se refiere a su extensión al ámbito católico, el programa prevé que, una vez terminado el curso, se puedan implementar otros con los temas específicos del catolicismo. En este punto, la orientación resulta problemática, pues se podría asimilar el catolicismo a una especie más de confesión cristiana, al que se añadirían otras verdades peculiares. En este sentido, se corre el peligro de desdibujar el significado de la "analogía de la fe", que implica la existencia de una profunda unidad entre todas las verdades reveladas, de modo que se iluminan mutuamente. Más en concreto, se abordan algunas cuestiones eclesiológicas y sacramentales de un modo deficiente: sólo se trata explícitamente el sacramento del Bautismo; el sacerdocio ministerial y la jerarquía están ausentes en la explicación de la estructura de la Iglesia; se enfatizan desproporcionadamente los fenómenos de tipo carismático; etc.

M.A.T.
Septiembre de 2011